Energía Solar Fotovoltaica

Desde AGM Energías Renovables comercializamos, dimensionamos e instalamos en Argentina tecnología fotovoltaica BRANDONI Solare, empresa establecida en Castelfidardo, Ancona, Italia.

Performance y Garantías: el panel BRANDONI garantiza que luego de 5 años de uso el panel se encontrará aún en grado de erogar una potencia igual al 95% de su capacidad inicial; luego de 10 años de su utilización se encontrará aún en grado de erogar una potencia igual al 90% de su capacidad inicial y una potencia igual al 80% después de los 25 años. Garantía del producto tiene una duración de 11 años.

Nuestros equipos generadores de energía solar fotovoltaica están  compuesto de paneles solares integrados por un grupo de células fotovoltaicas fabricadas a partir de materiales semiconductores. Al exponer un panel fotovoltaico a la radiación del sol, la energía es transmitida a través de los fotones al semiconductor, liberando los electrones de sus átomos. El flujo producido por esos electrones crea una Corriente Continua.

Este sistema de módulos generadores de Corriente Continua al ser conectados a nuestra red, puede: (1) utilizarse directamente; (2) almacenarse en una batería; (3) transformarse en Corriente Alterna mediante un inversor.
Normalmente, los costos de producción y los precios se expresan en vatios producidos cuando la luz solar es máxima, esto es, vatios pico (Wp).

El más utilizado frecuentemente como semiconductor es el silicio cristalino, que se da en dos formas fundamentales: silicio Monocristalino y Policristalino. Se diferencian entre básicamente por el tamaño de los cristales del interior de cada una de sus estructuras, que a su vez son las que generan características eléctricas diferentes cuando son expuestas a la luz.

Los equipos de energía solar fotovoltaica permiten ser conectados a una red de transmisión y distribución de la electricidad (“on-grid”) introduciendo la electricidad generada por la instalación fotovoltaica en dicho sistema. Se proyectan e instalan generalmente en suelo o en techos de plantas industriales, edificios comerciales y residenciales, considerando siempre ubicaciones con gran incidencia solar.

Pueden ser utilizados también sin ser conectados a la red (“off-grid”) para proveer de electricidad a áreas aisladas ó para ser totalmente autónomo, siendo una excelente alternativa y no depender de ninguna compañía, ni siquiera pagar mensualmente por algo que no se consume.